Publicidad
Manualidades Infantiles

Cómo hacer slime casero sin bórax


¡Bienvenidos, creativos y curiosos! Hoy en Handfie, tu aliado en proyectos DIY y experto en convertir lo cotidiano en extraordinario, vamos a sumergirnos en el increíble mundo del slime casero. ¿Listo/as? ¡Vamos allá!

Vía: Canva

Qué es el slime y por qué es tan popular

El slime es esa masa elástica y viscosa que ha conquistado los corazones de grandes y pequeños alrededor del mundo. Es una especie de plastilina moderna, pero mucho más divertida y relajante. Pero, ¿por qué esta fascinación con aprender cómo hacer slime casero? La popularidad del slime se ha disparado gracias a su capacidad de personalización. Además, el proceso de hacer slime es tanto un arte como una ciencia, permitiendo a los niños y adultos experimentar con colores y texturas para crear su obra maestra viscosa. ?

Publicidad

Preguntas frecuentes sobre el slime casero

¿Es seguro hacer slime en casa?

Sí, hacer slime casero es seguro siempre y cuando sigas las instrucciones adecuadamente y uses ingredientes no tóxicos. No obstante, es importante supervisar a los niños durante el proceso y asegurarse de que el slime no se ingiera ni se ponga en contacto con los ojos.

¿Puedo hacer slime sin bórax?

¡Claro que sí! Aunque el bórax es un ingrediente común en las recetas de slime, puede ser sustituido por soluciones alternativas como bicarbonato de sodio y solución salina, o incluso utilizando detergentes líquidos para la ropa como activador.

Publicidad
¿Cómo puedo hacer que mi slime sea más viscoso o más líquido?

Para hacer el slime más viscoso, puedes añadir más activador poco a poco hasta obtener la consistencia deseada. Si está demasiado viscoso y quieres que sea más líquido, agrega un poco de agua caliente o aceite para bebés y amásalo bien.

¿Cómo conservar el slime casero para que dure más tiempo?

Para conservar tu slime casero, guárdalo en un recipiente hermético o en una bolsa de plástico con cierre. Consejo: mantenlo en un lugar fresco y alejado de la luz directa del sol para evitar que se seque.

¿Puedo añadirle aromas o texturas a mi slime?

¡Sí! Es posible personalizar tu slime casero con esencias aromáticas no tóxicas, purpurina, bolitas de espuma, cuentas pequeñas y hasta pequeños objetos para darle una textura única. Solo asegúrate de que todo lo que añadas sea seguro y no afilado.


Cómo hacer slime casero sin bórax

Vía: Canva

Materiales necesarios

Para adentrarnos en el fascinante mundo del slime, vamos a utilizar unos cuantos ingredientes básicos que puedes encontrar fácilmente en casa o en cualquier tienda de manualidades. ¡No te preocupes! Te dejamos la lista de lo que necesitas para empezar:

  • Pegamento transparente o blanco: será la base de nuestro slime casero.
  • Bicarbonato de sodio: actuará como espesante y ayudará a darle consistencia perfecta.
  • Solución salina de lentes de contacto: funcionará como activador.
  • Colorante alimentario: esto es opcional, pero te aseguramos que añadirá ese toque vibrante y único a tu slime.
  • Purpurina, bolitas de poliestireno, u otros elementos decorativos: también opcionales, pero perfectos para darle personalidad y diversión.
  • Recipiente: donde ocurrirá la magia.
  • Espátula: para mezclar bien todos los ingredientes.

El paso a paso

Aquí va el procedimiento estrella, el “paso a paso” para que tu slime casero sea todo un éxito. ¡Se creativo y no temas experimentar! ??

1. Prepara la mezcla base: para empezar, vierte el pegamento (aproximadamente una taza) en tu recipiente de mezcla. Si estás buscando crear un slime colorido, ahora es el momento de añadir unas gotas de colorante alimentario. ¡Mezcla bien hasta que el color sea uniforme!

2. Espesa la mezcla: ahora, espolvorea una cucharadita de bicarbonato de sodio sobre el pegamento y remueve de nuevo con contundencia. Observarás cómo la mezcla comienza a espesarse poco a poco ?

3. Activa el slime: ¡Comienza la diversión! Añade lentamente la solución salina, mezclando sin parar. Empieza con unas pocas cucharadas y aumenta la cantidad gradualmente. Verás cómo la mezcla se transforma en una masa elástica y menos pegajosa. Aquí es donde la química hace su magia.

4. Trabaja la masa: una vez que la mezcla comience a despegarse de las paredes del recipiente, es hora de sacarla y comenzar a trabajarla con las manos. ¡No te agobies, es normal que al principio esté pegajosa! ?

5. Personaliza tu slime: ¿Listo/a para decorar? Antes de que tu masa slime esté completamente activada, te animamos a añadir cualquier elemento divertido que te guste para hacer un slime súper único.

6. ¡Felicidades!: para acabar, amasa el slime durante unos minutos hasta que alcance la consistencia deseada. ¿A qué ha sido divertido? ?


Variaciones de slime que puedes hacer

Vía: Canva

Con purpurina

Para aquellos amantes del brillo y la fantasía, el slime con purpurina es la opción ideal. Añadir purpurina a tu mezcla básica de slime no solo le dará un aspecto deslumbrante, sino que también os permitirá personalizarlo al máximo. ¿Queréis un consejo de nuestro DIYers? Utilizad diferentes tonalidades azules y moradas para crear vuestra propia galaxia ?

Slime que brilla en la oscuridad

¿Te imaginas la cara de sorpresa que se les pondrá a tus peques al apagar las luces? Asegúrate de utilizar pinturas fosforescentes seguras para conseguir este efecto mágico que dejará a todos impresionados.

De colores

El color es vida, y en Handfie lo sabemos bien. Desde tonos pastel hasta colores neón, el límite es tu imaginación. Y, para los más aventureros, ¿qué tal un slime multicolor? ?

Magnético

¡Ciencia y diversión se unen en el slime magnético! Con la incorporación de polvo de hierro en vuestra receta, puedes mover tu slime con imanes y explorar el fascinante mundo del magnetismo. Esta versión no solo es entretenida, sino también educativa.

Esponjoso (fluffy slime)

El fluffy slime es un fenómeno sensorial que te encantará tocar una y otra vez. Con la adición de espuma de afeitar a la mezcla, obtendrás una textura suave y esponjosa única ☁️


Actividades educativas con slime para niños

El fenómeno del slime trasciende la mera moda. Se ha convertido en una herramienta educativa, una forma de arte y una actividad de alivio del estrés. Incluso en la era digital, la necesidad de una experiencia sensorial real es insustituible, y el slime ofrece eso en abundancia.

A continuación, te dejamos algunas actividades educativas y juegos con slime que estimularán la mente de los más pequeños mientras se divierten ⬇️

1. La ciencia detrás del slime

Cuando mezclas los ingredientes para hacer slime casero, estás creando una reacción química. Utiliza este proceso para enseñar a los niños sobre polímeros y viscosidad. ¿Por qué algunos ingredientes hacen que el slime sea más pegajoso y otros más esponjoso? ¿Qué hace que se estire más y qué lo hace resquebrajarse? Pregunta a tus peques qué creen que sucederá cuando se mezclan los ingredientes y observa la magia mientras su slime toma forma.

2. Experimentos de color

Una vez que dominen cómo hacer slime casero, desafíalos a crear distintas tonalidades mezclando colores primarios. ¡Es una excelente oportunidad para enseñarles cómo se pueden obtener nuevos a partir de los básicos! También, pueden aprender sobre la absorción y reflexión de la luz según el color del slime que han creado ?

3. Escritura creativa con slime

Una idea que nos apasionada: el slime puede ser un punto de partida para ejercicios de escritura creativa. Anima a los tus niños a inventar historias sobre un planeta de slime o un nuevo ser pegajoso que descubre el mundo. Esta actividad fomenta la creatividad y les permite practicar sus habilidades narrativas.

4. Juego sensorial avanzado

¿Sabías que el slime es ideal para el juego sensorial? Este, es crucial para el desarrollo cognitivo de los más pequeños. Pídeles que describan cómo se siente el slime en sus manos, si está frío, tibio, suave, húmedo o pegajoso. ¡Les ayudará a desarrollar el vocabulario descriptivo y la conciencia sensorial! ?

5. Arte y slime

Mezclar slime con arte es otra forma estupenda de fomentar la creatividad. Pueden usar esta masa para crear arte abstracto en papel o incluso esculturas tridimensionales. Además, pueden jugar con diferentes texturas y elementos (como purpurina o cuentas).



Esperamos que este tutorial sobre cómo hacer slime casero os haya abierto la puerta a horas de diversión y creatividad. En Handfie, entendemos la magia que reside en cada proyecto DIY y el valor de compartir momentos especiales con los más pequeños.

Pero, no os detengáis aquí; nuestra web está repleta de manualidades infantiles. Con nuestra experiencia y conocimiento, os aseguramos que cada actividad que proponemos será una aventura segura y estimulante.

Publicidad

Haz tu comentario

Tu email no será publicado Los campos obligatorios están marcados*

The field is required.

Compartir

Lo más reciente

Cómo hacer un terrario de plantas

Desde la elección de los materiales esenciales hasta revelar los beneficios que aporta tener un…

Hace 3 meses

Aperitivos de Navidad: ideas fáciles y rápidas

Sorprende a todos tus invitadores y familiares esta Navidades con las recetas que hemos preparado…

Hace 3 meses

Cómo hacer camisetas Tie Dye paso a paso

Índice ¿Qué es el Tie Dye? Materiales necesarios Tipos de tintes Elección de la camiseta…

Hace 3 meses

Calabaza al horno con queso: receta otoñal

Podríamos decir que, la calabaza al horno, no es solo una receta; es una tradición…

Hace 4 meses

Cómo limpiar zapatillas blancas

Hoy en Handfie, revelaremos los mejores métodos caseros acerca de cómo limpiar zapatillas blancas de…

Hace 4 meses

Cómo hacer jabón casero con aceite usado

En esta entrada, exploraremos los múltiples beneficios de fabricar tu propio jabón con aceite reutilizado,…

Hace 4 meses

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra